Certificados de Eficiencia Energética Málaga

No somos intermediarios. Calidad a precios económicos
677 89 02 77
Si quiere que le llamemos, diríjase a Contacto

La mayoría de las propiedades suspenden en la certificación energética

Hace casi dos años, en España, se implementó un plan de certificación energética, el cual consiste en la evaluación de cada una de las viviendas para calificar el gasto energético que generan, a la hora de alquilar o vender una de sus propiedades, deberán presentar un certificado de eficiencia energética, de forma tal que el comprador pueda verificar la calidad y eficiencia energética de la propiedad a adquirir y este sea un factor más para decidir antes de hacer negocios.

Estos certificados se presentan mediante una clasificación que va desde la A hasta la G, la cantidad de dióxido de carbono que emite la propiedad, siendo la A la más efectiva y la G la peor calificación.

En base a esto, durante el tiempo transcurrido se han hecho miles de certificados energéticos, y hasta el mes pasado se ha descubierto que casi la totalidad de las propiedades que lo han realizado poseen una eficiencia energética muy baja.

Calculan que casi la mitad de ellas presenta un certificado energético de tipo G, la más baja de todas, mientras que casi un %40 restante presenta la categoría E, quizás un poco mejor, pero de todas formas demasiado baja.
Solamente una pequeña porción de las viviendas presenta certificados energéticos de clase A, B o C, las cuales no representan ni siquiera un %5 del total de viviendas.

Estos datos son basados en una porción de las viviendas, sólo aquellas que disponen de un certificado energético, ya que la mayoría de las propiedades que deberían presentarlo no lo han hecho hasta el momento. Este número representa un porcentaje muy bajo, que entre edificios y casas no llegaría al %10 de las viviendas que lo requieren.