Certificados de Eficiencia Energética Málaga

No somos intermediarios. Calidad a precios económicos
677 89 02 77
Si quiere que le llamemos, diríjase a Contacto

Diez consejos para abaratar la factura de la luz

Debido al alto coste del kwh de la  luz, en ocasiones, esta factura supone un gasto muy alto en nuestra vivienda. Sin embargo, existen ciertas cosas que podemos hacer para conseguir abaratar al máximo la factura de la luz

 

1. Cambio de comercializadora

Anteriormente a 2009, el mercado eléctrico era controlado por la distribuidora de luz de la zona donde tuvieras tu vivienda. Al sólo tener una opción para la tarifa de la luz, los consumidores no podíamos tener ninguna opción a pagar más o menos por ese servicio.

Debido al hecho de que esto era una injusticia (e iba en contra del libre mercado), en 2009 el Estado liberalizó el mercado de la luz. A partir de este momento, la distribuidora de luz se mantenía (la luz seguía siendo la misma) pero la comercializadora se podía elegir (el precio puede variar).

Esto hizo que aparecieran nuevas comercializadoras con precios más competitivos.

Por todo esto, se recomienda ir comparando tarifas de luz cada año y escoger siempre la más económica o que mejores condiciones nos ofrezca. Esto puede suponer un ahorro de hasta el 20% en la factura.

 

2.Mercado regulado y ayudas del estado

El PVPC o Previo Voluntario al Pequeño Consumidor es la tarifa de luz cuyo precio determina el Ministerio de Interior y que varía dependiendo del día y la hora.

El precio es público por lo que el consumidor puede consumir la mayor cantidad de kwh en las horas más económicas.

Por otro lado, el Estado dispone de una serie de ayudas para pagar las facturas del hogar. En el tema de la luz, existe el bono social eléctrico, una ayuda económica al consumidor vulnerable que puede suponer un ahorro entre el 25 y el 40% de la factura.

 

3.Discriminación horaria

Existe un tipo de tarifa  eléctrica en la que el día se divide en dos horarios, siendo uno de ellos más económico y otro más caro.

El horario valle (más económico) tiene un precio por debajo del de la tarifa sin discriminación horaria, mientras que el horario punta es más caro que la tarifa sin discriminación horaria.

Este tipo de tarifa sale muy económica si se es capaz de ajustar los horarios y hacer la mayoría de consumo en el horario valle.

El horario de la discriminación horaria varía dependiendo de si es verano o invierno:

  1. Invierno: Punta de 12h a 22h, valle de 22h a 12h
  2. Verano: Punta de 13h a 23h, valle de 23h a 13h.

 

4.Potencia eléctrica

La parte de la factura que se paga por la potencia es algo que no varía, es decir, al tener siempre lo mismo contratado, siempre vamos a pagar lo mismo. El consumo, por ejemplo, varía de un mes a otro.

Hay viviendas que tienen una potencia contratada muy por encima de lo que se necesita. El tener una potencia eléctrica ajustada a lo que necesitamos puede suponer una diferencia de 10 euros al mes en la factura.