Certificados de Eficiencia Energética Málaga

No somos intermediarios. Calidad a precios económicos
677 89 02 77
Si quiere que le llamemos, diríjase a Contacto

Ahorro energético en la cocina

La cocina de nuestros hogares es una de las áreas del hogar en las que más se consume energía, puesto que en la misma se encuentran conectados todos los electrodomésticos grandes y pequeños, los cuales utilizamos con mucha frecuencia, aunque algunos de ellos trabajan y consumen energía sin descanso, como el frigorífico o  el congelador el  puesto que se mantiene conectado.  
Por otro lado, la lavadora, el horno y la vitrocerámica, la secadora, el microondas, la batidora y la tostadora aunque no están conectados siempre, cuando se utilizan, consumen muchísima energía. Por lo que el ahorro de energía en nuestras cocinas es realmente necesario para no llegar a conseguir recibos de luz con cifras muy grandes.

 


ahorro en la cocina

 

¿Cómo reduzco la energía?

Para reducir la cantidad de energía eléctrica que se utiliza en la cocina de nuestros hogares se pueden seguir estos sencillos consejos o recomendaciones.
Lo primero es utilizar sartenes y ollas de tamaño adecuado, ya que las grandes consumen mayor energía, pero también se puede acelerar la cocción de los alimentos cuando se tapan las ollas, puesto que se evita la perdida de calor.
También se puede utilizar el horno a la temperatura exacta que se necesite, al igual que evitar que el mismo sea precalentado ya que consume más energía. Para ahorrar energía se debe evitar abrir con frecuencia el horno cuando se esté cocinando algún alimento, puesto que al abrirlo la temperatura baja y consume mayor energía para volver a subir.
De igual manera se puede usar la lavadora y el lavavajillas con la carga completa para evitar que estos electrodomésticos trabajen extra, pero es recomendable también que la puerta de la nevera o congelador se mantenga cerrada, puesto que al abrirla se pierde frío, lo que consume más energía.
Se debe evitar que los alimentos calientes sean metidos al frigorífico, puesto que el mismo necesitará bajar más su temperatura. El termostato de la nevera debe mantenerse a la temperatura adecuada y asegurarse de que la misma cierre herméticamente para evitar la perdida de frío.
Una de las mejores recomendaciones es el uso de electrodomésticos que se adapten a nuestras necesidades, puesto que en ocasiones se utilizan electrodomésticos demasiado grandes que consumen mayor energía, así como también se deberán desenchufar electrodomésticos pequeños como las batidoras, cafeteras o las tostadoras cuando no se estén utilizando.