Certificados de Eficiencia Energética Málaga

No somos intermediarios. Calidad a precios económicos
677 20 39 17
Si quiere que le llamemos, diríjase a Contacto

OIKOS, la vivienda que no gasta energía

Oikos es una vivienda de 80 metros cuadrados de una sola planta que intenta demostrar que se puede conseguir una vivienda autosuficiente energéticamente o, por lo menos, una importante reducción del consumo de energía en viviendas y de forma “low cost”. En función del clima, el gasto total de construcción varía entre 300 y 500 euros por metro cuadrado, incorporando la captación y acumulación de la energía necesaria.

Viviendas autosuficientes y a precios muy bajos, por ejemplo, unos 32.000 euros para una vivienda de 80 metros. Ya solo es cuestión de su implementación por parte de los constructores, porque ya se comercializa el prototipo.


oikos

Según el IDAE, el consumo de energía medio de la vivienda en España es de 109 kWh por metro cuadrado y año, y la radiación solar media directa alcanza los 1.500 kWh. De modo que disponemos de 14 veces más energía de la que precisan nuestros edificios. Aunque no todo la energía se puede capturar, pero sí una gran parte, de modo que un edificio no podría ser autosuficiente, sino que podría vender energía y obtener beneficios. En verano podemos tener unas 20 veces más energía de la necesaria; en invierno, solo 10.
Algunos se pueden preguntar, y si obtenemos la energía del sol con placas fotovoltaicas, que hacemos por la noche y en invierno. Pues la solución, no es otra que almacenarla, mediante baterías.

El prototipo Oikos realiza la captura térmica en la cubierta y lo almacena en el subsuelo, siendo capaz de satisfacer la demanda de energía para climatización de la vivienda en todo el año con un coste reducido (entre 3 y 5 euros/kg). La energía eléctrica se genera y acumula en forma de hidrógeno mediante una pila de combustible.
Pero no se trata solo de colocar unos dispositivos de alto coste en el tejado, sino de gestionar adecuadamente toda de energía recibida. Los dispositivos necesarios están casi todos en el mercado. La diferencia está en el uso que se les da.
Oikos dispone de  2 vidrios fotovoltaicos en la cubierta, que a la vez sirven como captura térmica. Con un coste de 50 euros cada uno. Además incluyen baterías para el uso nocturno.
El subsuelo actúa como acumulador térmico de largo plazo. El calor y el frío se guardan en diferentes zonas, y como la masa del terreno es muy grande, la cantidad de calor o frío que se puede guardar es enorme.

Oikos ya se exhibió en Zaragoza en la Expo 2008 y ahora está instalada en un campus experimental del CSIC cerca de Arganda del Rey.